Balneario de Alange

Balneario de Alange

En el balneario de Alange conviven restos árabes con termas romanas y con bañeras y duchas de mármol del siglo XIX. En el año 1993 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y actualmente ofrece terapias termales tradicionales y las más innovadoras técnicas de hidroterapia, en unas instalaciones que aúnan pasado con presente y futuro.

El agua del manantial que riega el balneario de Alange nace de capas muy profundas de la tierra y durante su ascenso se enriquece de energía alfa radón y de minerales como el calcio, el magnesio o el litio, entre otros.

Estas aguas se utilizan en el centro termal para tratar problemas del sistema nervioso, tales como cefaleas, insomnio, jaquecas o neuralgias; también para problemas de estrés, depresión, irritabilidad para el síndrome postmenopáusico. Asimismo, tiene propiedades muy beneficiosas para el sistema genital de la mujer y para el aparato circulatorio en general, por eso se usan en tratamientos de hipertensión o varices entre otros.

Los tratamientos de este balneario a través de sus aguas también incluyen beneficios para el aparato locomotor, por lo que personas con artrosis, artritis, reumatismos o fibromialgia pueden hacer uso de los distintos tratamientos. Igualmente, son muy buenas para problemas del aparato respiratorio como bronquitis crónica, asma, catarros o laringitis crónica.

También te interesa:  Balneario el Salugral

Algunos tratamientos que se pueden realizar en el balneario de Alange

A continuación os detallamos algunos de los tratamientos que están disponibles en el balneario de Alange. Todos ellos incluyen la estancia en el hotel, la consulta médica y un seguimiento.

  • Baño en piscina del manantial para mejorar la circulación y equilibrar el sistema nervioso.
  • Baño en terma romana, relajante y equilibrante.
  • Ducha escocesa, con chorros de agua fría y caliente para tonificar y activar la circulación sanguínea.
  • Inhalaciones de agua del manantial también para mejorar la circulación y disminuir la contracción de los bronquios.
  • Masajes con aceites de naranja, romero, lavanda o manzanilla.
  • Masaje de cera de velas aromáticas donde se dan cita las técnicas manuales con la aromaterapia y los efectos del calor.
  • Masaje vichy, debajo del agua.
  • Parafangos para aliviar dolores musculares o reducir grasa localizada.
  • Tratamientos hidratantes y depurativos con uva, té verde y chocolate.
  • Exfoliaciones para nutrir y dar vida a la piel.

Además, este balneario cuenta con una línea de cosméticos de elaboración propia, confeccionados con el agua del manantial. Alange es una localidad que se ubica entre el embalse y la sierra, con calles empinadas y casas blancas, dotando todo ello a este lugar de un atractivo único y que invita a disfrutar de unos días de desconexión y paz.

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *