Balneario Alhama de Granada

Balneario Alhama de Granada

El balneario Alhama de Granada está situado en un edificio que forma parte del patrimonio histórico de Andalucía. Sus aguas mineromedicinal cuentan con una amplia tradición en el campo de la salud pues desde la época romana han sido utilizadas para tratar diferentes enfermedades y afecciones.

Son aguas termales especialmente apropiadas para el aparato locomotor, para dolencias como artrosis y artritis, reumas, ciática, contracturas, fibromialgias, inflamaciones, secuelas de algún traumatismo, etc. Igualmente buenas para el aparato respiratorio, para tratar rinitis, faringitis, sinusitis, otitis, asma, alergias, bronquitis, catarros, apnea del sueño… ; asimismo, sirven para aliviar síntomas propios de estados de estrés y para procesos de la piel como dermatitis, acné, eccemas, entre otros.

Todo ello fruto de sus propiedades calmantes, revitalizadoras, analgésicas, antiinflamatorias, descontracturantes, equilibradoras, rehidratante, laxante y antioxidante.

Las instalaciones del balneario Alhama de Granada

De este modo, el balneario Alhama de Granada dispone de una piscina termal al aire libre, enclavada entre árboles y rodeada de jardines, donde el visitante puede relajarse al mismo tiempo que se beneficia de las propiedades de sus aguas. Por la noche, cuando hace buen tiempo, es posible bañarse en estas aguas calientes para deleite de los cinco sentidos.

Por otro lado, el balneario ofrece un circuito en las termas que harán que el visitante se sienta como en la época romana. Está formado por el Baño de la Reina, que se lleva a cabo en una terma romana original, de 15 minutos de duración, que combina el efecto de la sauna húmeda con el baño y el contraste con el agua fría de la ducha circular. A continuación, otro cuarto de hora más en el jacuzzi para una relajación máxima. El circuito en modalidad Plus añade chorro de agua termal para un masaje que tiene efecto sedante y tonificante, recomendado para paliar el dolor de una contractura o de una ciática, por ejemplo.

También te interesa:  Balneario San Nicolás

Además de los tratamientos termales como masajes, envolturas, hidroterapia, aerosoles y chorros a presión, entre otros, en el balneario Alhama de Granada también es posible realizar tratamientos estéticos como limpieza de cutis para renovar células, tratamientos reafirmantes, especiales para pieles sensibles, que suavizan y activan la circulación facial, tratamientos hidratantes, otros para corregir arrugas y líneas de expresión, rituales relajantes con peeling corporal, masaje con aceites revitalizantes y envoltura regenerativa, o baños de vino y de leche, con propiedades antioxidantes y antienvejecimiento, que nutren e hidratan la piel y revitalizan el organismo.

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *