Balneario Alicún de las Torres

Balneario Alicún de las Torres

El balneario de Alicún de las Torres se sitúa en un clave natural con mucha magia, donde es posible tratar cuerpo y mente para que la salud física y también psicológica se recupere gracias a los tratamientos y técnicas que ofrece este lugar. Una de sus características principales son sus tanquetas, donde poder beneficiarse de todas las propiedades de sus aguas mineromedicinales.

Estas aguas se utilizan para tratar enfermedades del aparato locomotor, del aparato respiratorio y digestivo, afecciones dematológicas, del riñón y las vías urinarias y relacionadas con el estrés y procesos neurológicos. Fueron declaradas aguas de utilidad pública en marzo de 1870.

El balneario de Alicún de las Torres cuenta con una experiencia termal que data de 1920; ofrece tratamientos terapéuticos para los problemas anteriormente descritos pero también ofrece otros encaminados a la prevención, y también estéticos y de relax.

Para todo ello, el centro termal hace uso de baños de inmersión en tanqueta de 1.200 litros; en bañera multifunción, con tratamientos de aromaterapia, cromoterapia, esencias…; baños de burbujas en tanqueta; chorros a presión; ducha circular; maniluvio; pediluvio; baños de vapor; inhalaciones; aerosoles; ducha faríngea; nebulizaciones; ducha nasal; hidro depuración iónica, y también utiliza otras técnicas complementarias como masaje manual, presoterapia, parafangos o electromedicina.

También te interesa:  Balneario Alhama de Granada

Algunos tratamientos del balneario de Alicún de las Torres

De este modo, en el balneario de Alicún de las Torres es posible realizar algunos de los siguientes tratamientos y terapias. En su carta de servicios podrás encontrar muchos más encaminados todos ellos que recuperes tu salud en este centro termal andaluz.

  • Cromotarapia. Utiliza los colores para prevenir y tratar enfermedades a través de la acción que ejercen los sentidos de una persona en su mente, volviéndola más permeable a los estímulos que recibe.
  • Aromaterapia. Los aceites esenciales contribuyen a que la persona encuentre una relajación y equilibrio muy adecuados para cuidar su salud.
  • Cura hidropínica. En este caso, las aguas mineromedicinales se beben para que sus propiedades hagan su trabajo desde el interior del organismo. Con ello se consigue aliviar la acidez gástrica, favorecer el movimiento intestinal, tratar el estreñimiento y ayudan a expulsar piedras del riñón.
  • Estufa. Esta técnica consiste en que la persona debe estar en una estancia en la que la humedad es muy alta y la temperatura de 42 grados como máximo. Sirve para tratar problemas respiratorios, dermatológicos y para aliviar síntomas de estrés, pues se llega a un interesante estado de relajación. Su efecto es sedante, analgésico y descontracturante.

¿Qué técnicas de salud pueden ofertar?

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

¿Qué tratamientos ofrecen aquí?

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *