Balneario Carballino

Balneario Carballino

Con casi 200 años de historia, el balneario Carballino está considerado uno de los más prestigiosos de España. Rodeado de tilos y robles, este lugar dio cobijo y proporcionó descanso a ilustres personajes como la escritora Emilia Pardo Bazán, que en este lugar escribió “El Cisne de Villamorta”. Su edificio está construido en piedra, con una sola planta. En el año 1898, fruto de la desamortización de Mendizabal, el Ayuntamiento fue quien se encargó de su gestión. Dos años después se estrenó el edificio actual que fue obra el arquitecto Vázquez Gulías. En 1993 fue totalmente remodelado para dotarlo de las más modernas instalaciones pero siempre manteniendo ese encanto de toda la historia que atesora este lugar.

Las aguas mineromedicinales del balneario Carballino están indicadas para tratar enfermedades gastrointestinales y procesos hepáticos, así como reumáticos, dermatológicos y respiratorios, dadas sus características que las hacen muy beneficiosas para la salud. Tienen acción sedante, relajante, analgésica, relajantes y descontracturante.

Las técnicas hidrotermales del balneario Carballino

De este modo, en el balneario Carballino es posible realizar tratamientos como los que se describen a continuación.

 

  • Ducha circular. Está especialmente indicada para tratar afecciones como artritis, problemas de circulación, psoriasis, artrosis, etc. El agua relaja o estimula la piel al contacto de las diferentes presiones y temperaturas con las que sale y ejerce un masaje por todo el cuerpo.
  • Chorros. También muy buenos para problemas de circulación, artritis o artrosis.
  • Baño estático. Es un tratamiento relajante con aguas sulfurosas.
  • Baño de hidromasaje suave. Se realiza en bañeras con ocho puntos de inyección de agua sulfurosa.
  • Baño de hidromasaje intenso. Este tratamiento se lleva a cabo en bañeras de hidromasaje con ciclo secuencial y aerobaño. Es descontracturante y bueno para la circulación y problemas como artritis, artrosis y psoriasis.
  • Inhalaciones. Para problemas respiratorios. Se inhala vapor de agua sulfurosa y las propiedades antiinflamatorias y fluidificantes del agua hacen que se limpien las vías. Tiene acción mucolítica.
  • Parafangos. Con lodos y fangos y parafina se aplica en áreas del cuerpo que se quieran tratar, a una temperatura de entre 42 y 46 grados. Tiene efecto relajante y analgésico y alivia problemas reumáticos y de contracturas musculares.
  • Masajes terapéuticos en áreas concretas o completos. Para problemas de circulación o contracturas.
  • Cura hidropínica. Se realiza con aguas sulfuradas y se comienza realizando tomas 200 ml al día hasta llegar, de manera progresiva, a los 500-600 ml al día. Se tiene que hacer tres tomas en ayunas en intervalos de 10 minutos, y otra toma antes de la comida.
También te interesa:  Balneario Arnoia Caldaria

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

¿Qué tratamientos ofrecen aquí?

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *