Balneario de Cestona

Balneario de Cestona

En el año 1760, los perros del Marqués de San Millán se bañaron en unas pozas de aguas calientes y la sarna que sufrían se curó. Fue en el año 1792 cuando estas aguas se declararon de utilidad pública y en 1804 se abrió el balneario de Cestona. A lo largo de su historia ha recibido la visita de gente de la realeza, políticos, escritores, toreros o maestros de la cocina.

De este modo, en las instalaciones del balneario de Cestona es posible disfrutar de piscinas con chorros de agua a presión, asientos de burbujas, zonas para masajes subacuáticos, etc. También cuenta con baños termales de burbujas, pediluvios, duchas con distintas presiones y temperaturas, baño de vapor y baño turco. Por otro lado, en la sala respiratoria se dispone de toda la equipación necesaria para hacer inhalaciones nebulizadas de las aguas con bañan este centro y en las cabinas de estética se puede disfrutar de sesiones con distintas técnicas aplicadas con medicina china y cromoterapia.

Las aguas del balneario de Cestona

Las aguas del balneario de Cestona que brotan del manantial de San Ignacio son adecuadas para tratar patologías biliares y hepáticas. El manantial de Nuestra Señora de la Natividad, de cuyas aguas también se hace uso en este centro, tienen propiedades diuréticas y se usan para curar problemas del tracto renal.

También te interesa:  Balneario Termas de Molinar

De este modo, estas aguas sirven para tratar afecciones relacionadas con lesiones del aparato locomotor y para prevenir problemas reumatológicos. Sirven para prevenir, también, alteraciones digestivas del tránsito intestinal como pueda ser el estreñimiento, y patologías que puedan dañar la vesícula bilial y las funciones del hígado.

Por otro lado, se puede hacer en este lugar tratamientos que sirva para aliviar y tratar litiasis renales y otros problemas renales; asimismo, con estas aguas es posible tratar problemas de la piel como puede ser la psoriasis, dadas sus propiedades para aliviar y curar los problemas dermatológicos. Finalmente, gracias al uso de estas aguas combinado con la tradición china y la cromoterapia, en el balneario de Cestona se encuentra la denominada Energía del Color, que se utiliza para llevar a cabo tratamientos estéticos corporales o faciales y otros relacionados con el relax y el bienestar para aliviar cuadros de estrés, ansiedad, insomnio o agotamiento.

Por eso, los distintos tratamientos a los que pueden acceder los bañistas de este centro termal son los relacionados con el relax, programas antiestrés, centrados en trabajar la espalda, escapadas románticas y de desconexión total, masajes terapéuticos, etc.

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *