Balneario de Carballo

Balneario de Carballo

Las aguas del balneario de Carballo fueron ya utilizadas por los romanos. En el año 1716 varios vecinos de la zona hicieron las primeras excavaciones y encontraron el manantial y una pila de piedra; después se comenzarían las obras para aprovechar todo esto de forma terapéutica. En 1764 existían unos pozos donde los bañistas se beneficiaban de las propiedades de estas aguas.

De este modo, las aguas del balneario de Carballo fueron reconocidas como las mejores de Europa por el Tribunal de Aguas de París a finales del siglo XIX, y en 1928 se declararon de utilidad pública. Brotan a una temperatura de 42 grados son ricas en sodio, azufre y bicarbonato, principalmente.

Estas aguas son especialmente indicadas para prevenir y tratar problemas reumáticos degenerativos como la artrosis, inflamatorios como la artritis, metabólicos como la gota, no articulares como tendinitis o fibromialgia, y no reumáticos como pueden ser esguinces, distensiones, secuelas de fracturas, etc. También son apropiadas para enfermedades respiratorias como faringitis, rinitis, sinusitis, asma…; de la piel como dermatitis o psoriasis, del aparato digestivo y del circulatorio y nervioso.

Por otro lado, están indicadas para retrasar los signos de envejecimiento, para tratamientos antiestrés y de relax, para trastornos del metabolismo, procesos ginecológicos, problemas hepáticos o de las vías urinarios.

También te interesa:  Balneario Termas de Cuntis

Técnicas y servicios del balneario de Carballo

El balneario de Carballo ofrece algunas técnicas termales como: baño quito, burbujas, hidromasaje, piscina termal, chorros, ducha circular, pediluvios, aerosoles, inhalador, nebulizador, ducha nasal, ducha faríngea, y otras complementarias tales como parafangos, masajes manuales, o envolturas de chocolate, fango o algas. Además, es posible realizar tratamientos faciales como peeling, hidrataciones o mascarillas de arcilla o cacao, así como tratamientos faciales completos que incluyen varias técnicas.

Por otro lado, este balneario cuenta con una línea propia de cosmética termal para el cuidado de la piel que está confeccionada con las aguas termales de su manantial que hidratan y nutren para aportar mucha belleza y luminosidad. Esta línea está compuesta por crema antiarrugas que ayuda a combatir los signos de envejecimiento como arrugas o líneas de expresión; una crema hidronutritiva que también regenera; crema de contorno de ojos con efecto tensor; leche limpiadora tonificante; gel de ducha con agua termal y algas; champú con agua termal también y camomila; leche corporal; bálsamo termal para músculos cansados, suaviza y refresca; y jabones elaborados con agua termal a menos de 30 grados y aceites vegetales.

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

¿Qué tratamientos ofrecen aquí?

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *