Balneario de Manzanera

Balneario de Manzanera

Ubicado a más de 1.000 metros de altitud, la historia del balneario de Manzanera se remonta a los años 1932 y 1933, cuando se levantó parte del edificio que albergaba el hotel-balneario; su apertura fue en 1935, aunque durante la Guerra Civil española dejó de funcionar. Después tuvo que ser restaurado y abrió sus puertas otra vez en el año 1951, concluyendo su proyecto original en 1958.

Las aguas mineromedicinales del balneario de Manzanera brotan del manantial El Salvador, lo hacen a frías, a 14 grados de temperatura, y son de mineralización fuerte; fueron declaradas de utilidad pública en 1929 y sus propiedades terapéuticas las hacen adecuadas para tratar afecciones del aparato digestivo, como estreñimiento, problemas de la vesícula, entre otros. Asimismo, son buenas también para afecciones dermatológicas como acné, eccemas o psoriasis; para el aparato locomotor, para persona con reumatismo crónicos degenerativos o inflamatorios o secuelas postraumáticas, y para problemas del aparato respiratorio tales como rinitis, broncopatías o alergias.

Servicios y tratamientos del balneario de Manzanera

En el balneario de Manzanera es posible acceder a una piscina termal activa con agua a 35 grados, con chorros subacuáticos para zonas cervicales, lumbares, dorsales y para los pies, y una cascada para masaje cervical.

También dispone de baño termal con hidromasaje para inmersión parcial o total; ducha de chorro a presión de una a tres atmósferas; ducha circular para aplicación parcial o general; pulverización de piernas para problemas de varices, piernas cansadas o circulatorios, que alterna agua caliente y fría; pediluvio, que también hace uso de la alternancia de fío y calor para la parte inferior del cuerpo; ducha vichy, con manipulación manual bajo el agua; vaporarium, en sala con alta humedad y temperatura por debajo de 42 grados; nebulizaciones, con chorro directo de vapor y pequeñas partículas aspiradas; entre otros tratamientos.

También te interesa:  Balneario de Panticosa

Por otro lado, también es posible ingerir por vía oral el agua mineromedicinal al ritmo y en el tiempo que estipule el médico del centro. Esto es especialmente adecuado para personas con estreñimiento o trastornos dispépticos por hipomotilidad, entre otras afecciones.

La carta de servicios de este balneario turolense se completa con masajes parciales o totales para producir diferentes efectos, relajantes, descontracturantes, tonificantes, etc.; tratamientos de estética como envolturas corporales, higiene facial con peeling, masaje, mascarilla, hidratación, reafirmación, tratamientos antiedad, para pieles sensibles, baños hidratantes y relajantes o tratamientos de piernas cansadas.

Finalmente, el balneario de Manzanera elabora su propia línea de productos cosméticos con el agua del manantial. Incluye leche hidratante corporal, crema facial gel de baño, agua en spray, jabón de tocador y gel frío.

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *