Balneario de Olmedo

Balneario de Olmedo

El balneario de Olmedo se encuentra en un complejo formado por tres edificios donde tradición y modernidad se dan la mano gracias a la convivencia de dos modernas instalaciones con un antiguo convento mudéjar del siglo XII. De hecho, el circuito de contrastes de este centro termal se encuentra en lo que era la antigua cocina de las monjas Bernardas.

Cuenta la leyenda que bajo el convento de Santi Spiritus emergían unas aguas con poderes, y puede que así fuera, pues ocho siglos después estas aguas mineromedicinales han sido declaradas de utilidad pública y se emplean en las técnicas termales de este lugar y también para confeccionar productos propios de cosmética.

Estas aguas están catalogadas como hipotermales de mineralización fuerte, cloruradas sódicas. Esto significa que son muy buenas para tratar problemas dermatológicos y que poseen propiedades antiinflamatorias, entre otros beneficios. Se pueden aplicar vía oral para estimular el sistema digestivo por vía externa, con gran efecto relajante y analgésico. Aplicadas en las duchas y piscinas, hacen aumentar las defensas de la piel. También se pueden inhalar.

Las instalaciones del balneario de Olmedo

La zona de balneación del balneario de Olmedo está formada por piscinas de aguas termales que activan la circulación y relajan los músculos. Incluyen jacuzzis y asientos de masajes con burbujas, así como chorros, cañones y cortinas de agua. La piscina interior se encuentra como decíamos en el antiguo claustro del convento y hay otra exterior a la que se puede llegar sin necesidad de abandonar el agua.

También te interesa:  Balneario de Ledesma

En el patio mudéjar es posible disfrutar de un circuito de contrastes para mejorar la circulación de la sangre, eliminar toxinas, descongestionar las vías respiratorias e hidratar la piel y el organismo. Está compuesto por pediluvios, ducha efecto peeling, zonas de reposo, sauna seca y mixta con cromoterapia, baños de contraste en unas pozas de agua que están a 38 grados y a 20 grados, duchas bitérmicas, baños de vapor hamman con el 100% de humedad, entre otros elementos del recorrido.

El balneario de Olmedo ofrece experiencias termales muy variadas repartidas en diferentes líneas concretas, en función de qué se desee tratar: por un lado, está la línea de relax, la de belleza, los tratamientos circulatorios, locomotores, la línea especial, la centrada en las vías respiratorias, tratamientos especiales orientales, para futuras o recién estrenadas mamás, para niños o para disfrutar en pareja.

Los tratamientos pueden ser terapéuticos, como sesiones de osteopatía, quiromasaje o circulatorio;  relajantes o estéticos, como drenajes linfáticos, reafirmantes o reductores.

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

¿Qué tratamientos ofrecen aquí?

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *