Balneario de Puente Viesgo

Balneario de Puente Viesgo

Ubicado en el valle del río Pas, en la localidad homónima, el balneario de Puente Viesgo es un lugar en el que poder tratar problemas cardiovasculares, respiratorios, psicosomáticos y reumatológicos gracias al efecto de sus aguas mineromedicinales.

La historia de este lugar es centenaria, ya que en el siglo XVIII ya se conocían y se valoraban las propiedades termales del manantial que nutría este espacio, considerado en la actualizado como uno de los centros termales con más prestigio nacional.

La familia Corcho tenía manantiales en propiedad y ya algunas informaciones de los años 1766 y 1850 se refieren a casas de baño en torno a ellos. En 1888 se obtuvo la Medalla de Oro en la Exposición Universal de Barcelona y en 1898 el balneario de Puente Viesgo se había reconstruido y peleaba contra las crecidas habituales del río Pas. La época de mayor solera se fecha a comienzos del siglo XX cuando era habitual que una nutrida representación del ámbito social y literario de la época se reuniera en este lugar. Después de esta época de bonanza, llegó otra hasta llegar prácticamente al abandono y el resurgir cuando a finales del siglo XX un empresario cántabro tomó la propiedad y las riendas del negocio.

También te interesa:  Balneario de Liérganes

El manantial del que emanan las aguas de este balneario se encuentra situado en el pueblo que lleva el mismo nombre. Se trata de aguas de mineralización media muy apropiadas para tratar patologías cardiovasculares como hipertensión, insuficiencias venosas; también problemas respiratorios tales como sinusitis, rinitis, faringitis; reumatismos, artrosis y complicaciones tales como fobias, depresión o ansiedad.

Los tratamientos de belleza y bienestar que se pueden realizar en este balneario incluyen tratamientos corporales, faciales, envolvimientos de algas, de chocolate, café, masajes anticelulíticos, drenajes linfáticos, presoterapia, entre otros.

El Templo del Agua en el balneario de Puente Viesgo

El balneario de Puente Viesgo dispone de un espacio termolúdico que se llama Templo del Agua, un lugar con saunas, termas y una gran piscina dinámica para lograr sensaciones única y alcanzar el equilibrio de la mente y del cuerpo. Las instalaciones incluyen cuellos de cisne, volcanes, cascadas, camas de burbujas, jets de masajes, jacuzzi, pozo frío, río contracorriente, circuito de saunas, cabina de hielo, duchas de contraste, sauna finlandesa, sala de relajación, etc.

Para alcanzar esa máxima relajación los clientes se pueden someter a distintas técnicas y masajes relajantes como ducha vichy, masajes con piedras calientes, con vela, masajes locales o generales, reflexología, cromoterapia…

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

¿Qué tratamientos ofrecen aquí?

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *