Balneario de Verche

Balneario de Verche

El balneario de Verche fue edificado en tiempos de dominio árabe. Cuenta la leyenda que un Sultán que caminaba por el lugar descubrió un manantial en este paraje y mandó construir un pabellón de bañeras. De hecho, una bañera que ahora se expone en las instalaciones actuales data de esa época y fue encontrada en abril de 1997 tras las obras de actualización que se llevaron a cabo en el balneario.

Las instalaciones funcionaron como balneario durante muchos años pero poco a poco se fue abandonando hasta alcanzar tal estado de ruina que se convirtió en un corral para animales con el agua brotando al lado de una casa antigua. Años más tarde se puso en venta pero no se pudo vender hasta transcurrido un tiempo, pues eran años de guerra y era una zona frecuentada por “maquis”. Pero una persona con problemas dermatológicos se curó con sus aguas y decidió comprarlo, siendo los actuales dueños la tercera generación de aquel hombre.

Estas aguas mineromedicinales fueron declaradas de utilidad pública en 1969. Se clasifican como sulfatado-magnésicas bicarbonato-cálcicas y se pueden utilizar de manera oral a través de curas hidropínicas o para tratamientos corporales gracias a la hidroterapia. De este modo, están indicadas para afecciones dermatológicas como eccemas, quemaduras, psoriasis; problemas respiratorios tales como asma, catarros o bronquitis; del aparato genital y urinario como cistitis, prostatitis, piedras en el riñón; para afecciones del aparato digestivo como pueden ser gastritis o inflamaciones del hígado; para tratar problemas relacionados con la nutrición y el metabolismo, como diabetes, hiperglucemia o obesidad; para enfermedades reumatológicas como artritis, artrosis, reuma o lumbalgias, y para realizar curas antiestrés por cansancio, ansiedad, agotamiento físico o mental, etc.

También te interesa:  Balneario de Benassal

Las instalaciones del balneario de Verche

El balneario de Verche cuenta con las siguientes instalaciones: dos bañares de hidromasaje; cuatro de hidromasaje y cromoterapia; baño turco; pediluvio, cabina de chorros; ducha circular, lumbar y filiforme; sala de inhalaciones; sala de parafangos; sala de masaje y envolturas y consulta médica.

En este centro termal es posible realizar masajes de todo tipo; tratamientos faciales; tratamientos corporales como exfoliaciones, vinoterapia, algoterapia, envolturas; tratamientos hidrotermales; otros complementarios como acupuntura, parafangos, vendas frías para tratamientos anticelulíticos, reductores y circulatorios; tratamientos de termoterapia a través de aplicación de calor local, entre otros.

Asimismo, cuenta con una línea de productos de cosmética formada por champús, geles, cremas regeneradoras, peeling corporal y facial, sales de baño y pastillas de jabón de glicerina y de avena.

¿Qué tipos de aguas tiene este balneario?

¿Qué tratamientos ofrecen aquí?

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *