7 consejos para llevar una vida menos estresante

7 consejos para llevar una vida menos estresante

Suena el despertador, corremos a preparar al desayuno. Se nos hace tarde, tal vez pillemos atasco, de hecho lo terminamos pillando, llegamos corriendo a la oficina, papeles, mails, llamadas, prisas, reuniones, un proyecto que tenemos que terminar, más llamadas, más reuniones, más correos. Salimos del trabajo y corriendo otra vez hacia el gimnasio, toca clase de aerobic, pesas y a preparar la cena. Un poco de tele mientras miramos el móvil y a dormir. Y así todos los días, o incluso peor dependiendo de si tienes otras obligaciones que cumplir y tareas extra que hacer fuera de tu horario laboral.

La vida actual es, por sí sola, bastante estresante. O nosotros hacemos que lo sea. Porque solo hace falta pararse un poco, respirar, y tomarse las cosas con otro talante. Aquí os dejamos con 7 consejos que te ayudarán a que tu día a día no sea tan agobiante.

1 – Una manera muy efectiva de reducir tus niveles de estrés es aprender a organizarte adecuadamente. Esto tiene muchos beneficios, ya que conseguirás gestionar mejor tu tiempo y será mucho más productivo todo lo que lleves a cabo en cada momento. Organiza tu agenda del trabajo, tus labores domésticas e incluso planea tu tiempo dedicado al ocio. Si haces cada cosa en el momento que corresponde habrás optimizado mucho tu tiempo.

2 – Las nuevas tecnologías nos ayudan en muchos momentos y situaciones de la vida, pero mal utilizadas al final nos pueden conllevar situaciones de mucho estrés. Debes desconectar, de manera prácticamente literal. Reduce el tiempo que pasas en las redes sociales y no estés todo el rato mirando el móvil como si se fuese la vida en ello. Evita mirar el ordenador o el teléfono antes de irte a la cama. Dedica ese rato previo a dormir a ver la tele, leer o hablar con tu pareja. Todo lo que sucede al otro lado de la pantalla puede esperar…

3 – Yoga y meditación. Practicar yoga y meditación te servirá para disminuir de forma considerable los niveles de estrés que tiene en tu día a día. Prueba y verás cómo lo notas. Aprenderás a respirar y eso te será de gran utilidad en cualquier momento, para aliviar tensiones y seguir con lo que tienes entre manos con muchísima energía.

4 – Los balnearios. Visitar un balneario de vez en cuando te va a ayudar muchísimo en tu lucha contra el agobio y el estrés. Y es que gracias a los diferentes tratamientos que puedes encontrar en ellos podrás acceder a curas antiestrés en las que a través de masajes, aromaterapia y diferentes técnicas consigas relajar cuerpo y mente y salir del centro totalmente renovado. Es un regalo que debes hacerte cuando lo necesites.

5 – La aromaterapia. Gracias al uso de los aromas puedes hacer descender la sensación de estrés, ya que con olores especialmente formulados para ello los nervios se van evaporando conforme van haciendo su efecto.

6 – Averigua qué es eso que más te relaja en el mundo y hazlo en el momento en el que puedas. Puede ser que te guste caminar descalzo, cantar a pleno pulmón, hacer un puzzle o bailar zumba. Cada persona es un mundo, haz lo que mejor te ayude a estar contigo mismo.

7 – Hay personas que practican lo que se llama vida slow. Consiste en pisar un poco al acelerador, bajar el ritmo, y vivir de una manera más sosegada, más  tranquila, disfrutando cada momento, esos placeres tan sencillos que nos regala un momento cualquiera. Esto en la teoría está muy bien, pero aplicarlo puede ser más complicado según qué tipo de vida tengas. No obstante, se pueden hacer pequeñas concesiones intentar cumplirlo siempre que te sea posible.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *