Diferencias entre un spa y un balneario

Diferencias entre un spa y un balneario

En ocasiones se tiende a confundir balneario con spa, al menos en su terminología que a veces se utiliza indistintamente, pero existen diferencias entre estos dos conceptos y lugares. Las vemos a continuación.

Un balneario debe poseer tres características para poder ser considerado como tal: unas aguas mineromedicinales propias, personal médico que establece los tratamientos y las instalaciones adecuadas donde llevarlos a cabo. En los spa se realizan tratamientos de relajación y belleza pero a través de agua normal y corriente con ciertos aditivos añadidos como sales o aceites. En los spas no hay un equipo médico, o no tiene por qué haberlo, que esté al cargo de los tratamientos, que van más en la línea de la estética y el relax que enfocados a tratar enfermedades o dolencias concretas.

Las aguas termales que utilizan los balnearios han sido declaradas, gracias a diferentes estudios y análisis, de utilidad pública y se emplean para diferentes tratamientos según sea la dolencia que se quiera tratar. El agua de los spas, por su parte, aunque sí que se usa para tratamientos de hidroterapia, no posee en sí misma ningún beneficio ni propiedad mineromedicinal.

Tampoco se deben confundir balnearios y los spas con los centros de talasoterapia. Estos últimos hacen uso de las propiedades del agua del mar para ejecutar los distintos tratamientos de salud. Esta agua se recicla para que las propiedades se mantengan, por este motivo son lugares que no tienen por qué estar necesariamente en ubicaciones con mar. En estos centros se utilizan otros elementos propios del mar como lodos y algas y también tienen servicios médicos.

En un spa se llevan a cabo tratamientos con agua y en los balnearios, también, solo que en estos lugares se introduce el factor de que el agua utilizada tiene efectos terapéuticos en sí misma. Los balnearios se han convertido en lugares únicos donde combinar tratamientos de belleza, médicos y de relajación, donde disfrutar de unos días especiales en entornos únicos, haciendo uso de las técnicas más innovadoras para combatir el estrés y todo tipo de dolencias médicas combinando masajes con tratamientos específicos. Las instalaciones sirven, igualmente, para poder llevar a cabo todo esto en las mejores condiciones posibles, una apuesta generalizada por mejorar la calidad de vida de sus visitantes ofreciendo servicios completos que van más allá de un masaje o un baño en una piscina.

Foto: Balneario de Alange

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *