Balnearios en Castilla y León

Los balnearios de Castilla y León destacan por la variedad de terapias y tratamientos que ofrecen, todo ello encaminado a que, después de visitarlos, obtengas un estado de relajación e incluso puedas tratar alguna dolencia en concreto. Estos balnearios hacen unos de aguas medicinales para llevar a cabo sus diferentes terapias y tratar las enfermedades en función del tratamiento que precisen. Uno de ellos, por ejemplo, utiliza el agua que llega por filtración desde el sistema central hasta Medina del Campo y posee registros de las bondades medicinales de estas aguas que datan del siglo XVII, que iban desde curar enfermedades de huesos hasta tratar patologías cutáneas.

Balneario de Corconte

Balneario de Corconte

Si estás buscando disfrutar de unos días de descanso y absoluto relax en un enclave acogedor y natural, el balneario de Corconte, ubicado en una casa de campo del año 1920 a 200 metros del pantano del Ebro, puede ser una excelente opción. Según reza la historia de este lugar, un pastor de Reinosa llegó a la zona con su caballo favorito, que ya estaba muy viejo, con la intención de darle una alegría dejándolo suelto por el lugar. Este caballo, de repente, recobró una inesperada fuerza y energía, dándose cuenta el pastor de que todo esto sucedía tras beber de un manantial que había encontrado. La gente de los alrededores, conocedora de la historia, venía al manantial a principios del siglo XIX y a partir de 1878 el agua se comenzó a comercializar. A comienzos del siglo XX los terrenos fueron adquiridos por Juan Correa, impresionado por la curación de su mujer con los efectos de estas aguas. El balneario de Corconte se inauguró en 1922. De este modo, el agua que baña este balneario nace a 10 grados de temperatura y cuenta con 24 elementos en proporciones equilibradas, algo que la hace perfecta para tratar enfermedades del riñón y de vías urinarias como cálculos, gota, cistits… También para tratamientos digestivos. Utilizada de manera tópica es ideal para afecciones de la piel, traumatismos, lumbalgias, dolores de espalda, e igualmente adecuada para problemas del aparato respiratorio. Los tratamientos del balneario de Corconte En el balneario de Corconte es posible realizar los siguientes tratamientos, entre otros. Gracias al agua a presión y al movimiento, con los baños termales se logra...
Balneario de Ledesma

Balneario de Ledesma

El balneario de Ledesma utiliza unas aguas que en el año 1886 fueron catalogadas como Aguas de Interés Minero-Medicinal, ya que sus beneficios para prevenir y tratar enfermedades del aparato locomotor, digestivo o afecciones dermatológicas estaban más que comprobados. Estas aguas manan a una temperatura de 48 grados y forman parte de este enclave en el que es posible pasar unos días de descanso al abrigo del río Tormes. Las aguas termales del balneario de Ledesma son extraídas directamente dese un pozo excavado a 20 metro de profundidad. Antes de ser empleadas para los tratamientos del balneario son tratadas con radiación ultravioleta que sirve para eliminar todo agente contaminante, pero no por ello se pierden las propiedades que las hacen tan beneficiosas para cuidar la salud. Cosméticos propios del balneario de Ledesma Una de las características del balneario de Ledesma es que cuenta con una línea de belleza y cosmética propia que se basa en los beneficios de sus aguas termales y que incluye geles, jabones o cremas destinadas al cuidado de la piel. De esta manera, se aprovechan las características y propiedades de estas aguas para trabajar en conjunto con un laboratorio de alta cosmética y poder presentar esta oferta de productos de belleza que están confeccionados con una base de agua sulfurada y barenignas del manantial del balneario. Estos cosméticos sirven, por lo tanto, para poder tratar problemas de la piel como dermatitis, eccemas, psoriasis, acné, grasa… y también para hidratarla y cuidarla diariamente. Esta cosmética termal no tiene parabenes y está elaborada con los oligoelementos y minerales propios de estas aguas termales salmantinas. Y todo ello...
Balneario de Olmedo

Balneario de Olmedo

El balneario de Olmedo se encuentra en un complejo formado por tres edificios donde tradición y modernidad se dan la mano gracias a la convivencia de dos modernas instalaciones con un antiguo convento mudéjar del siglo XII. De hecho, el circuito de contrastes de este centro termal se encuentra en lo que era la antigua cocina de las monjas Bernardas. Cuenta la leyenda que bajo el convento de Santi Spiritus emergían unas aguas con poderes, y puede que así fuera, pues ocho siglos después estas aguas mineromedicinales han sido declaradas de utilidad pública y se emplean en las técnicas termales de este lugar y también para confeccionar productos propios de cosmética. Estas aguas están catalogadas como hipotermales de mineralización fuerte, cloruradas sódicas. Esto significa que son muy buenas para tratar problemas dermatológicos y que poseen propiedades antiinflamatorias, entre otros beneficios. Se pueden aplicar vía oral para estimular el sistema digestivo por vía externa, con gran efecto relajante y analgésico. Aplicadas en las duchas y piscinas, hacen aumentar las defensas de la piel. También se pueden inhalar. Las instalaciones del balneario de Olmedo La zona de balneación del balneario de Olmedo está formada por piscinas de aguas termales que activan la circulación y relajan los músculos. Incluyen jacuzzis y asientos de masajes con burbujas, así como chorros, cañones y cortinas de agua. La piscina interior se encuentra como decíamos en el antiguo claustro del convento y hay otra exterior a la que se puede llegar sin necesidad de abandonar el agua. En el patio mudéjar es posible disfrutar de un circuito de contrastes para mejorar la circulación de la sangre,...
Balneario de Retortillo

Balneario de Retortillo

El balneario de Retortillo se ubica en el municipio homónimo a orillas del río Yeltes en unas instalaciones de principios de siglo que han sido modernizadas durante el transcurso de su historia. En sus salas y baños se pueden realizar diferentes tratamientos a través de las 24 cabinas individuales con chorro y baño de escalera, doce estufas – saunas también individuales donde se puede disfrutar del calor y la humedad proveniente de forma natural desde el manantial del que se obtienen las aguas de este balneario, que emergen a 48 grados de temperatura, una sala con diez inhaladores de calor húmedo y aromáticos, una sala con cuatro aerosoles para tratamientos respiratorios, otras zonas para lavados nasales, etc. De este modo, en el balneario de Retortillo es posible tratar problemas reumáticos, degenerativos e inflamatorios con carácter crónico como artrosis, reumatismos posturales, artritis; problemas digestivos como dispepsias biliares o funcionales y estreñimiento; problemas respiratorios crónicos como sinusitis, rinitis, asmas; lesiones postraumáticas; patologías neurológicas; problemas de la piel como eccemas, dermatitis, celulitis o psoriais y otras afecciones como hipertensión, entre otras. Igualmente, es posible tratar afecciones metabólicas como puedan ser la gota o problemas de sobrepeso. Asimismo, las instalaciones cuentan con varias cabinas individuales, al lado de la zona de baños, donde es posible descansar y relajarse tras el tratamiento termal recibido. Los tratamientos del balneario de Retortillo En el baleario de Retortillo es posible acceder a una amplia carta de tratamientos fáciles, corporales y de estética como, por ejemplo, los siguientes que os resumimos a continuación: Limpieza de cutis Limpieza de espalda Hidratación facial Hidratación facial con velo de colágeno Tratamiento...