Balnearios en Galicia

Galicia, destino termal por excelencia, ofrece una gran variedad de establecimientos de relax y salud con diferentes aguas minerales y medicinales, unas modernas y cuidadas instalaciones y personal cualificado, todo ello para cuidar nuestro cuerpo por dentro y por fuera. En la comunidad autónoma gallega se contabilizan y catalogan más de 300 cuencas de agua, de las que 20 se utilizan para los balnearios, que realizan su trabajo diario de manera sostenible asegurando, de este modo, el futuro de los recursos y mejorando la salud y el bienestar de sus usuarios, revitalizando económicamente, también, las zonas donde estos se ubican.

Balneario Lobios Caldaria

Balneario Lobios Caldaria

El balneario Lobios Caldaria está organizado en dos plantas diferentes donde se llevan a cabo las distintas técnicas y tratamientos de hidroterapia. Asimismo, cuenta con Termarium donde es posible realizar tratamientos en grupo, por ejemplo, en las termas de calor seco y húmedo, con masajes tonificantes, jacuzzi, duchas aromáticas, piscina termal de relax y sillones térmicos. Por otro lado, también cuenta con una piscina termal interior en la que poder disfrutar del efecto de los chorros de cuello de cisne o subacuáticos, mientras se contemplan las vistas a las montañas del Xurés. En la parte de abajo del edificio el ambiente es más tranquilo y es donde el cliente puede acceder los tratamientos de estética y masoterapia. El balneario Lobios Caldaria dispone en esta zona de cabinas de estética y masaje y un gimnasio para poder ejercitar las técnicas de fisioterapia que el equipo médico considere oportunas. Las aguas mineromedicinales de este centro termal brotan a una temperatura de 77 grados con un caudal de 10 litros por segundo. Dadas sus características están especialmente indicadas para tratar problemas digestivos de carácter crónico, también respiratorios, dermatológicos, reumatológicos, diuresis, y para realizar curas de estrés. Los servicios que ofrece el balneario Lobios Caldaria Los tratamientos y servicios que se pueden hacer en el balneario Lobios Caldaria son los siguientes: Hidroterapia, con baños de hidromasaje, baño niágara, baños de burbujas y ducha circular. Masoterapia, con masaje parcial o completo, drenaje venoso, deportivo y masaje con pindas, masaje de espalda vitalizante, masaje descanso de pies, bajo la ducha, anticelulítico, hombros y cuello, bambú, swing, etc. Rehabilitación a través de la fangoterapia y la...
Balneario Termas de Cuntis

Balneario Termas de Cuntis

El balneario Termas de Cuntis es el más grande de Galicia. Sus instalaciones cuentan con más de 40 cabinas individuales para hacer diferentes tratamientos como hidromasaje, parafangos, ducha circular, cabinas de masaje, electroterapia, fisioterapia, estufas de vapor, saunas finlandesas, pediluvios, maniluvios, etc., así como una piscina terapéutica. Por otro lado, en el balneario Termas de Cuntis es posible disfrutar del espacio termal y lúdico denominado Acquaform, compuesto por una piscina interior y una piscina exterior una zona con chorros para pies y espalda, camas de masaje, cuellos de cisne, cascadas, contracorrientes… Y también del Vital Club, con una gran sauna finlandesa, biosauna, estufas de vapor, cabina de hielo y jacuzzis. Las aguas mineromedicinales de este balneario gallego son de mineralización débil y con alto contenido en calcio, magnesio y sodio, entre otros componentes. Dadas sus características están especialmente recomendadas para tratamientos encaminados al alivio y curación de síntomas como artrosis, artritis, ciática, neuralgias, dolores musculares; afecciones respiratorias como bronquitis, catarros, sinusitis, etc; problemas de la piel como dermatitis o psoriasis; del metabolismo tales como sobrepeso y obesidad; para rehabilitaciones de lesiones y para problemas psicológicos y del sistema nervioso como cansancio, estrés o insomnio. Los tratamientos terapéuticos del balneario Termas de Cuntis En el balneario Termas de Cuntis es posible realizar diferentes tratamientos terapéuticos encaminados a mejorar la salud tanto física como mental. A través de la hidroterapia es posible mejorar la circulación de la sangre, aliviar procesos que causan inflamación, regular el sistema hormonal, aumentar las defensas, mejorar el funcionamiento de las vías respiratorias y tonificar y relajar los músculos. Todo ello gracias a diferentes programas y técnicas...
Balneario de Carballo

Balneario de Carballo

Las aguas del balneario de Carballo fueron ya utilizadas por los romanos. En el año 1716 varios vecinos de la zona hicieron las primeras excavaciones y encontraron el manantial y una pila de piedra; después se comenzarían las obras para aprovechar todo esto de forma terapéutica. En 1764 existían unos pozos donde los bañistas se beneficiaban de las propiedades de estas aguas. De este modo, las aguas del balneario de Carballo fueron reconocidas como las mejores de Europa por el Tribunal de Aguas de París a finales del siglo XIX, y en 1928 se declararon de utilidad pública. Brotan a una temperatura de 42 grados son ricas en sodio, azufre y bicarbonato, principalmente. Estas aguas son especialmente indicadas para prevenir y tratar problemas reumáticos degenerativos como la artrosis, inflamatorios como la artritis, metabólicos como la gota, no articulares como tendinitis o fibromialgia, y no reumáticos como pueden ser esguinces, distensiones, secuelas de fracturas, etc. También son apropiadas para enfermedades respiratorias como faringitis, rinitis, sinusitis, asma…; de la piel como dermatitis o psoriasis, del aparato digestivo y del circulatorio y nervioso. Por otro lado, están indicadas para retrasar los signos de envejecimiento, para tratamientos antiestrés y de relax, para trastornos del metabolismo, procesos ginecológicos, problemas hepáticos o de las vías urinarios. Técnicas y servicios del balneario de Carballo El balneario de Carballo ofrece algunas técnicas termales como: baño quito, burbujas, hidromasaje, piscina termal, chorros, ducha circular, pediluvios, aerosoles, inhalador, nebulizador, ducha nasal, ducha faríngea, y otras complementarias tales como parafangos, masajes manuales, o envolturas de chocolate, fango o algas. Además, es posible realizar tratamientos faciales como peeling, hidrataciones o mascarillas...