Técnicas de salud en los balnearios

Cada patología precisa una técnica de salud concreta. Se trata de terapias terapéuticas encaminadas a tratar dolencias. El uso de una técnica u otra dependerá en todo caso del diagnóstico de un médico que será quien establezca la forma de actuación más adecuada en cada caso particular. Ultrasonidos, parafangos, masajes manuales, pediluvios, piscinas termales, saunas, lodos, entre otras, serán algunas de las diferentes técnicas que se pueden encontrar en los balnearios españoles y a través de las cuales será posible restablecer la salud deteriorada. Todo ello unido a todo lo que conlleva la estancia en este tipo de centros, donde el descanso contribuye también en la reparación de las enfermedades.

Ducha nasal

Ducha nasal

La ducha nasal es una técnica termal que se aplica a través de un dispensador que se adapta a la nariz para proporcionar una ducha con agua mineromedicinal en gotas de tamaño grande. Estas partículas ejercen su acción en la cavidad nasal y fluidifican las secreciones de la nariz y también de la faringe. La ducha nasal es un sistema de higiene muy adecuado para aquellas personas que tienen un catarro, por ejemplo. Su aplicación consigue mejorar la respiración por la nariz y la salud de oídos, nariz y ojos. Al eliminar la suciedad presente en las mucosidades y las bacterias e impurezas que se acumulan en las fosas nasales consigue incrementar la resistencia ante la llegada de un posible constipado y es apropiada para trata el asma, la ansiedad, la sinusitis o la bronquitis. De este modo, con la ducha nasal se eliminan las secreciones y agentes patógenos que se ubican en la nariz y en los senos maxilares, disminuyendo las posibles causa que originan la inflamación de la zona y mejorando la fluidificación de las mucosidades, mejorando en consecuencia los problemas que afectan a las vías respiratorias bajas y altas. Beneficios e indicaciones de la ducha nasal Los beneficios e indicaciones de esta técnica termal son muchos y todos ellos encaminados a mejorar la salud y tener una mejor calidad de vida. Y es que con la ducha nasal conseguirás mejorar, en general todo el proceso respiratorio. Además, eliminaras bacterias y suciedad adherida y acumulada en las fosas nasales por lo que mejorará también la salud de la zona de la nariz, ojos y oídos, contrarrestando con...
Inhalaciones

Inhalaciones

La técnica termal de las inhalaciones consigue que la acción y propiedades de las aguas mineromedicinales de los balnearios llegue hasta el sistema respiratorio, sobre todo hasta las vías bajas. Se trata en inhalar vapor de agua termal para poder tratar afecciones respiratorias diversas, también se utiliza para procesos de desintoxicación del hábito de fumar, para personas con alergia asma. Las inhalaciones tienen una acción fluidificadora de la mucosidad que tiene el aparato respiratorio y por este motivo también están indicadas para quienes padecen problemas en los senos nasales y en la laringe, tales como sinusitis, rinitis, laringitis, bronquitis aguda o crónica, catarros o enfisema, entre otros. Estas aguas tienen una acción parecida a la que ejercen sobre la piel pero en las mucosas, es decir, hidratan, dilatan los vasos sanguíneos, elimina toxinas y serenan y calman al paciente. Beneficios de las inhalaciones en niños y adultos Esta técnica termal es muy beneficiosa para tratar a los más pequeños de la casa cuando se encuentran constipados o tienen sinusitis o laringitis, pues las partículas de vapor de agua que se inhalan llegan a las vías altas y las secreciones que tiene el niño se vuelven más fluidas y las puede expulsar con mayor facilidad, quedan más despejado y descongestionado. A veces se pueden añadir gotas de menta o eucalipto para darle un poco de efecto balsámico y expectorante, también favorecen la transpiración. Si es muy pequeño o tiene asma o alergias mejor utilizar el agua si nada. Tanto en niños como en mayores, las inhalaciones son altamente beneficiosas para aliviar síntomas propios de bronquitis, sinusitis, catarros, tos, sequedad al...
Ducha faríngea

Ducha faríngea

La ducha faríngea consiste en aplicar un chorro del agua mineromedicinal propia de cada balneario a través de pulverizaciones de gotas gordas que van directas a la faringe. Esto logra un efecto de vasodilatación y vasoconstricción que hace que la inflamación y la irritación en esta zona del cuerpo descienda. Es por ello adecuado para tratar problemas como faringitis o amigdalitis. Vamos a ver en qué consisten cada una de estas dos dolencias cuyos síntomas se pueden aliviar con con esta técnica termal. Ducha faríngea para amigdalitis La amigdalitis consiste en una inflamación de las amígdalas, que son los ganglios que están en la zona posterior de la boca, arriba de la garganta, y sirven para eliminar bacterias y prevenir infecciones en el organismo. La amigdalitis puede ser por una infección bacteriana o vírica y es bastante habitual en los niños. Presenta diversos síntomas que se pueden calmar si aplicamos una ducha faríngea. Por ejemplo, dificultad al tragar, dolor de cabeza y de oídos, dolor de garganta o sensibilidad en la mandíbula, incluso puede haber problemas respiratorios. Con este tipo de ducha se contribuye a aliviar esta irritación e inflamación de la zona y la salud del paciente mejora. Faringitis Algo similar ocurre con la faringitis o el dolor de garganta, esa molestia que aparece en esta área de nuestro cuerpo y que hace que nos duela al tragar. Se origina por una inflamación en la parte posterior de la faringe, entre la laringe y las amígdalas. Sus causas son variadas pudiendo aparecer por un catarro, gripe, un virus, mononucleosis, etc. También las bacterias pueden ocasionar esta enfermedad, cuya...
Lodos

Lodos

Los lodos se utilizan en los balnearios en diferentes tratamientos, principalmente para aliviar el dolor de contracturas o procesos inflamatorios. Son una mezcla del agua mineromedicinal de cada centro termal con un sustrato orgánico o mineral, para crear ese barro que después se aplicará sobre el cuerpo y aprovechar, de este modo, los beneficios y propiedades de las aguas termales. Los lodos ejercen su acción sobre todo para tratar patologías del aparato locomotor y reumatológicos, también se aplican en aquellas personas que sufren algún problema dermatológico como psoriasis, dermatitis o acné, entre otros. Formas de aplicar los lodos Los lodos se pueden aplicar en forma de envolturas, bien general de todo el cuerpo o local en un área determinada del cuerpo, como decimos, con el agua termal como ingrediente principal. Asimismo, es posible su aplicación como baño, aunque quizá menos frecuente, ya que precisa de usar más producto, pero se puede emplear un poco menos y añadirlo al agua de un baño normal, por ejemplo. En esta forma de aplicación se pone el lodo homogéneo y termalizado en una bañera o en un lugar adecuado si se va a tratar una parte concreta del cuerpo. La persona entra en esta bañera o introduce el área a tratar, generalmente la temperatura del fondo puede estar entre 38 a 45 grados y en la superficie entre 36 a 39 grados. El tiempo de permanencia en este baño puede rondar entre el cuarto de hora y la media hora, según establezca el equipo médico del balneario. Después, se da una ducha o un baño para limpiar los restos del barro. En los...
Ducha escocesa

Ducha escocesa

La ducha escocesa alterna el uso de agua fría y caliente para crear contrastes de temperatura y lograr que las aguas mineromedicinales con las que se aplica ejerzan su acción terapéutica. Por un lado, el agua caliente tiene un efecto dilatador de los vasos sanguíneos, lo que facilita la transpiración y relaja las articulaciones y los músculos logrando que la sangre fluya mejor. Por su parte, el agua fría encoje los vasos y hace que se pueden disminuir inflamaciones o congestiones que tenga el paciente. Los órganos reciben más sangre, la piel se tonifica, se activa la circulación y quien realiza esta técnica termal se carga de energía y mejora su ánimo. Para incrementar sus beneficios se puede complementar con 10 minutos de sauna previamente para dilatar los poros y que el agua penetre mejor en el organismo. Normalmente, el agua caliente se aplica en aquellas zonas del cuerpo donde es habitual tener más tensión muscular, como cuello, espalda o lumbares; en cambio, los chorros de agua fría son muy adecuados para aplicar sobre piernas y tobillos, principalmente en aquellas personas que tienen una mala circulación. Indicaciones y beneficios de la ducha escocesa La sauna escocesa provoca una relajación de los músculos por lo que está indicada para aliviar tensiones, tanto físicas como emocionales, por su efecto sedante y relajante. Asimismo, es muy buena para quienes padecen afecciones relacionadas con la circulación ya que los contrastes hacen que ésta se reactive y la sangre fluya mejor. Por otro lado, trabaja como exfoliante para eliminar células muertas del cuerpo y hace un masaje superficial con los chorros en la piel....