Aromaterapia

Aromaterapia

La aromaterapia es una técnica termal que consiste en aplicar sobre la piel o a través de inhalaciones ciertos aceites esenciales con mezclas de varias sustancias que le proporcionan un aroma concreto a, por ejemplo, hierbas, frutos, especias, flores… y todo ello sirve para mejorar la salud mental y física de las personas a quienes se les aplica. Y es que estas propiedades que poseen los aceites esenciales consiguen equilibrar el cuerpo y la mente y armonizar todo el organismo.

Los aceites esenciales se extraen de plantas aromáticas y por eso aportan ese olor tan característico, además de propiedades curativas y estéticas. La aromaterapia es una técnica utilizada desde la antigüedad para estimular el cuerpo y la mente y producir respuestas positivas ante la aparición de dolores, ciertas enfermedades o estados de ánimo. También se usa en tratamientos estéticos, desde tratamientos de celulitis hasta para eccemas o dermatitis.

De este modo, los beneficios de estos aceites repercuten en el organismo tras su absorción a través de los poros de la piel o por la inhalación. Mejora el estado de la salud y el estado de ánimo, con un efecto rápido y eficaz que se produce en todo el organismo.

Cómo se utiliza la aromaterapia en los balnearios

Los aromas que evoca la aromaterapia provocan una respuesta emocional en el paciente. En el sistema olfativo es donde el mundo exterior se conecta con el sistema central de nuestro cuerpo y por eso cuando olemos algo nos llega de manera directa a las conexiones del cerebro. Aprovechar los aceites esenciales como técnica terapéutica supone conseguir que la persona asocie el aroma que percibe con el ambiente en el que se encuentra, por eso, aplicado en un balneario como terapia para combatir la ansiedad, cansancio o depresión, hará que ese aroma quede registrador con la relajación que aporta y se equilibren las emociones y el cuerpo entero.

Igualmente a través del tacto con la aplicación tópica de los aceites esenciales. El tacto es un sentido que también afecta al sistema nervioso, lo relaja o lo revitaliza. Se produce una mayor segregación de endorfinas, las “hormonas de la felicidad”; por eso, si se utiliza la aromaterapia para acompañar un masaje, por ejemplo, u otra terapia termal, se conseguirá relajar el cuerpo, proporcionarle un mayor bienestar y hacer descender el dolor que pueda tener esa persona en una determinada zona de su cuerpo.

Foto: Google Images

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.