Circuito termal

Circuito termal

Un circuito termal consiste en realizar un recorrido a través de diferentes instalaciones, estancias y técnicas que ofrece un balneario. Las características y duración de este itinerario será marcado por el equipo médico que dirá de qué manera combinar los distintos lugares y tratamientos para que el resultado sea el deseado. A continuación te contamos cómo podía ser un ejemplo de un circuito termal, aunque variará en cada centro dependiendo de sus instalaciones y servicios ofrecidos.

  • Piscina de hidromasaje. En esta piscina se lleva a cabo un baño con agua caliente, se puede disfrutar del efecto de chorros y cuellos de cisne para aliviar dolencias de las cervicales, de las dorsales, de las lumbares o de las extremidades. Tiene acción relajante y descontracturante, además, activa la circulación de la sangre y contribuye a disminuir los signos de estrés y cansancio.
  • Piscina de tonificación. En este lugar se realiza un baño con agua fría para revitalizar el organismo a través del contraste de temperaturas con otras estancias donde hay agua caliente. Aquí hay que entrar rápidamente y este contraste hace que los vasos se contraigan y dilaten.
  • Termas. Los balnearios ofrecen la posibilidad de tomar baños de vapor a diferentes grados de temperatura y distintos niveles de humedad. Este calor ayuda a eliminar toxinas, los músculos se relajan, los poros se dilatan y el cuerpo entra en un estado muy relajante y con efecto sedante.
  • Pediluvios. Otro elemento que forma parte de un posible circuito termal son los pediluvios. Son pasillos de piedras sobre los que se pasa caminando mientras varios chorros de agua actúan sobre las extremidades inferiores.
  • Sauna seca. La sauna seca tiene una elevada temperatura y muy poca humedad. Con el sudor que produce este calor, pudiendo llegar a los 90 grados, se eliminan los deshechos del organismo y se activa la circulación. Se debe combinar con contrastes de temperatura al salir de este habitáculo.
  • Baño turco. Es una sauna húmeda, con menos temperatura que la anterior pero muy alta humedad relativa. Sobre todo sirve para limpiar el sistema respiratorio.

Beneficios del circuito termal

Éstas y otras técnicas forman parte de un habitual circuito termal que, combinando todos sus efectos sobre el organismo, consigue ofrecer muchos beneficios para el cuerpo y la mente, pues activa la circulación, favorece la relajación de la musculatura y ayuda a combatir dolores articulares y síntomas de estrés. Entre otros muchos que deberás descubrir por ti mismo.

Foto: Google Images

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *