Envolvimiento de algas

Envolvimiento de algas

Las algas tienen propiedades antioxidantes y depurativas y los balnearios hacen uso de ellas para llevar a cabo tratamientos enfocados a la prevención de la aparición de signos de envejecimiento, para combatir la celulitis, las arrugas… Asimismo, sirven para aliviar dolores reumáticos, articulares y musculares, y se emplean en dolencias como artritis o artrosis. Y es que el envolvimiento de algas es una técnica con excelentes resultados corporales.

La técnica de envolvimiento de algas consiste en cubrir todo el cuerpo con una capa de algas y colocar sobre ello un envoltorio caliente para que todas sus propiedades consigan penetrar perfectamente en la piel. Se pueden utilizar diferentes tipos de algas dependiendo del efecto que se quiera conseguir: adelgazante, remineralizante, revitalizante…

Las algas tienen una concentración muy elevada de los oligoelementos que se encuentran en el agua del mar. Al aplicar el calor los poros de la piel se dilatan y estos oligoelementos entran mucho mejor en el cuerpo, realizando esas acciones anteriormente descritas. Las algas verdes son hidratantes y remineralizadoras; por su parte, las algas rojas tienen efectos adelgazantes y desintoxicantes. Con estas aplicaciones, los nódulos de grasa se reabsorben, los tejidos adquieren vitalidad y firmeza y se liberan los líquidos retenidos.

Los beneficios del envolvimiento de algas

Las plantas marinas son ricas en minerales y microelementos. Con la tecnología actual es posible extraer de las algas todos los elementos necesarios para estos tratamientos, pues son ricas en vitaminas, proteínas, minerales, yodo, potasio, hierro, magnesio selenio, zinc, etc. Además de con algas también se puede hacer estas envolturas con polvo de algas mezclado con sal marina. La piel absorbe todas estas propiedades para hacerse con todo lo bueno que puedan aportarle.

El envolvimiento de algas hidrata la piel en profundidad y estimula las defensas naturales del cuerpo humano. Aplicadas de manera tópica, esta técnica es adecuada para tratar inflamaciones de las articulaciones, problemas de la piel y circulatorios o sobrecargas musculares. Tienen propiedades antiongestivas, desinfectantes, y su elevado contenido en yodo es fundamental para lograr una buenísima higiene de la epidermis pues los estados metabólicos y morfológicos que por el motivo que sea sea hayan visto alterados recuperan sus niveles normales.

Además de con las envolturas, las algas se pueden utilizar de manera tópica dado su efecto saciante, en baños de algas que activan el metabolismo, mejoran la circulación y relajan, muy adecuados para pieles flácidas y para combatir la celulitis.

Foto: Pinterest

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.