Masaje subacuático

Masaje subacuático

El masaje subacuático es algo más que un simple masaje. ¿Te imaginas esa sensación tan placentera de estar recibiendo un masaje pero unido a otra agradable sensación que es el contacto del agua? Pues así se lleva a cabo esta técnica termal que consiste en introducirse en una bañera con el agua mineromedicional propia del balneario que ofrezca este servicio. El agua está a una temperatura constante que debe estipular el equipo médico para tratar la dolencia concreta que se quiera aliviar. Una vez ahí, se aplica un masaje con chorro subacuático, algo que reporta muchísimos beneficios como vamos a ir viendo a continuación.

El masaje subacuático se aplica de la siguiente manera. El masaje se lleva a cabo, como decimos, en una bañera o en una piscina especialmente indicada para hidroterapia. El masajista realiza su trabajo debajo del agua, ejerciendo presión con sus manos y dirigiendo el agua con el chorro en las zonas que desea trabajar. Normalmente las áreas que más se trabajan en este tipo de tratamientos son las piernas, abdomen, glúteos y brazos, ejerciendo más o menos intensidad según considere tanto él como el propio paciente.

Qué beneficios tiene un masaje subacuático

Los beneficios del masaje subacuático son muchos. Por un lado, a través de estos movimientos que realiza el masajista se consigue un efecto drenante muy interesante, que se potencia más si cabe si se añaden, por ejemplo, sales, algas o aceites especialmente adecuados para drenar y desintoxicar. Por este motivo, es muy buena técnica para tratar los signos visibles de celulitis y reducir volumen en áreas localizadas.

Asimismo, es también aconsejable para aquellas personas que tienen mala circulación y/o sufren de piernas cansadas, pues con el efecto del agua y el trabajo manual del especialista se trabaja para que que la sangre fluya mejor por las extremidades inferiores. Contribuye a eliminar retenciones de líquidos y también activa la circulación linfática.

Si se combina con una dieta sana y equilibrada y algo de ejercicio se convierte en un buen complemento para perder peso. Además, la piel se hidrata y recupera su elasticidad, mejorando la firmeza y aspecto general de la misma.

Pero si lo que simplemente quieres es disfrutar de un momento de desconexión, una relajación máxima y un absoluto bienestar, el masaje subacuático te va a ayudar a ello, ya que la sensación del agua templada acompañada del masaje conseguirá llevarte a un estado de tranquilidad y relax muy placentero.

Foto: Google Images

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *