Nebulizaciones

Nebulizaciones

Las nebulizaciones son una técnica termal que es parecida al vaporarium pero que se diferencia en el proceso de descomposición de las aguas mineromedicinales, que no están totalmente evaporadas si no que las gotas son de tamaño medio-grande de manera que crean una niebla y pueden ser inhaladas para llegar hasta las vías respiratorias y actuar en ellas. Estas gotas se inhalan rápida y fácilmente y llegan hasta los pulmones para, por último, ser absorbidas por el organismo.

Normalmente las nebulizaciones se aplican en una sala habilitada en el balneario para ello, con una elevada temperatura, aunque algunos centros termales ofrecen la posibilidad de hacerlo de forma individual con una máquina concreta que regula el caudal del agua. Esta técnica termal es beneficiosa para tratar enfermedades crónicas de las vías superiores, medias e inferiores, como nariz, faringe, laringe, tráquea y bronquios.

Es una técnica termal eficaz en niños y en ancianos, quizá los más propensos a padecer este tipo de afecciones, aunque, evidentemente, cualquier que las sufra puede acceder a ella. Para los niños se emplea también para ayudar a darles la medicación a través de estas gotas. La nebulización alivia síntomas como secreciones de moco, disnea, broncoespamos… así como los producidos por asma o por una bronquitis.

Las nebulizaciones para la bronquitis

La bronquitis aparece cuando se inflaman los bronquios pulmonares y suele ser de origen vírico, con mayor predominancia en niños y ancianos. En los más pequeños aparece porque sus pulmones no están todavía maduros y no tienen defensas ni producen demasiado moco bronquial que pueda eliminar los agentes patógenos de este lugar. En las personas mayores suele aparecer por enfermedades anteriores que se repiten en el tiempo y porque tienen menos defensas en el organismo. Las bronquitis surgen con frecuencia y se pueden convertir en crónicas.

Los síntomas son diversos, pueden causar tos, mocos, pus, fiebre, sensación de opresión en el pecho, decaimiento, etc.

Las nebulizaciones consiguen fluidificar el moco bronquial y esto hace que puedan mejorar estos síntomas en pacientes que acuden a balnearios con esta dolencia. También hidratan las vías respiratorias.

Por otro lado, está indicada para quienes padezcan, por ejemplo, una laringitis crónica, que consiste en una inflamación de las cuerdas vocales. Puede ser catarral, hipertrófica o atrófica. Con esta técnica se consigue descongestionar las vías y se logra que la mucosa de la laringe esté más fuerte.

Foto: Balneario de Carballo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *