Pulverizaciones

Pulverizaciones

Las pulverizaciones son una técnica termal de inhalación similar a la técnica de la nebulización pero las gotas de agua mineromedicinal son mucho más pequeñas, en el estadio anterior al de la vaporización. De este modo, estas minúsculas gotitas llegan a las vías respiratorias superiores y consiguen que el agua expanda sus propiedades a la garganta, las amígdalas y la faringe.

Las pulverizaciones son apropiadas para tratar problemas que afectan a las vías respiratorias superiores, pero también pueden hacer su trabajo en las medias e inferiores.

Con esta técnica se logra fluidificar las secreciones, las vías respiratorias se humidifican y se mejora la capacidad respiratoria. Es apropiada para personas que padecen catarros con frecuencia, para quienes tienen bronquitis, sinusitis, laringitis o problemas de asma.

Pulverizaciones para afecciones respiratorias

Como te comentamos, las pulverizaciones sirven para tratar problemas respiratorios. Las personas con rinopatías crónicas se pueden beneficiar de esta técnica termal; son afecciones inflamatorias o irritaciones de la mucosa que pueden derivar en catarros o rinitis. Si unimos esta técnica con el uso de aguas sulfuradas, por ejemplo, se estará contribuyendo a prevenir lesiones más serias en las vías respiratorias.

La sinusitis afecta a la ventilación o el drenaje sinusal y a través de las pulverizaciones es posible mejorar el estado del paciente. Es mejor hacer el tratamiento durante el verano.

Por otro lado, los procesos que afectan a la laringe pueden ser inflamatorios o irritaciones crónicas de la mucosa, mostrándose en varias fases de evolución del problema, pudiendo ser simple, hiperplástica y atrófica. Esta técnica termal ejerce un efecto trófico en la mucosa y las personas con faringitis crónicas ven mejorado su estado de salud.

La laringitis, por su parte, consiste en que las cuerdas vocales presentan una inflamación con pronóstico crónico. También hay tres estados de la enfermedad, catarral, hipertrófica y atrófica. Ésta y otras técnicas termales aplicadas a las vías respiratorias contribuyen a descongestionar la zona y a que la mucosa se fortalezca.

Finalmente, el asma, esa enfermedad que pueden sufrir tanto niños como personas adultas. Con una terapia termal confeccionada por el equipo médico del balneario, en el momento oportuno, consigue actuar en los mecanismos que causas inflamación y la alergia, y en muchos casos los síntomas de la enfermedad se ven neutralizados, con la consecuente mejora de la salud del paciente y de su calidad de vida.

Foto: Google Images

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.