Ultrasonidos

Ultrasonidos

El uso de ultrasonidos en los balnearios consiste en aplicar vibraciones sonoras con efecto terapéutico. Se trata de que las personas que utilizan esta terapia reciban energía mecánica que tiene efectos térmicos y mecánicos para el organismo.

De esta forma, se usan para tratar hematomas, reabsorber edemas, lesiones en partes blandas del cuerpo, rigidez, lesiones de ligamentos, tendinitis, lumbalgias, ciáticas, contracturas, fibrosis, etc. Asimismo, también se pueden emplear para tratamientos corporales como tonificación, para combatir el acné, para la celulitis, varices, para problemas de circulación, entre otros. Son muy apropiados para tonificar, hidratar y oxigenar la piel.

La efectividad del tratamiento puede variar en función de lo hidratada que esté la piel de paciente y su edad, entre otros factores. Los ultrasonidos se convierten en calor y dilatan los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas, haciendo que el riego sanguíneo aumente en el área en la que se están aplicando. Los productos que se usen en tratamientos, por ejemplo, para combatir celulitis y arrugas, penetrarán mejor y serán más eficaces.

Los efectos de los ultrasonidos

Esta técnica, por tanto, permite tratar lesiones de manera que se consiga aliviar el dolor y recuperar la zona del cuerpo dañada. De este modo, producen efectos térmicos debido a calor que provocan las vibraciones, por lo que es positivo para los tejidos siempre que esté correctamente aplicado por profesionales; asimismo, provoca efectos biológicos, ya que la membrana de las células es permeable tras su aplicación y eso hace que las sustancias penetren mejor y la recuperación de la lesión a tratar sea más efectiva; por otro lado, el tejido mejora su elasticidad debido a la vibración de los ultrasonidos aplicados en un determinado lugar, por eso es posible mejorar problemas como pueda ser una tendinitis. Finalmente, esta técnica logra aumentar la presión sanguínea de la zona donde se esté aplicando y el cabezal de la máquina unido a la vibración que tiene realiza un efecto masaje, que invita a la relajación de la zona por lo que también eso ayuda a paliar la sensación de dolor y aliviar la lesión.

En el caso de las tendinitis, una de las patologías que se pueden tratar con esta técnica, los síntomas son similares en todos los casos, esto es, dolor inflamatorio que cuando se está en reposo desciende de intensidad, dolor cuando se presiona el tendón afectado, dolor cuando el hombro o la parte dañada realiza movimientos o cuando se estira.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.