Vaporarium

Vaporarium

El vaporarium es una técnica termal inhalatoria que se basa en aspirar directamente gases y vapores que emanan naturalmente de algunos manantiales mientras el agua mineromedicinal brota. Es como se conoce, también, al recinto natural o artificial que los balnearios crean para poder aprovechar estos gases y poderlos administrar sin que se vea modificado el grado de vaporización ni la temperatura de los mismos.

Con estas inhalaciones se consigue que la circulación sanguínea mejore su funcionamiento y también tiene beneficios para la piel y el aparato respiratorio. Normalmente la temperatura es menor que la que pueda haber en una sauna pero el grado de humedad es mayor. Esta humedad que hay en el vaporarium cubre toda la piel y no se llega a sudar porque este vapor actúa como dispersador del calor.

La temperatura del vaporarium no es constante ni igual en toda la estancia, ya que por la parte de abajo puede estar a 20 – 25 grados y subir hasta los 50 a la altura de la cabeza, con una humedad que puede alcanzar el 99%.

Beneficios del vaporarium

Esta técnica termal es apropiada para tratar problemas tales como secuelas postraumáticas, reumatismos de carácter crónico y para personas que quieran realizar recuperaciones, para las articulaciones con afecciones como puedan ser ciática, neuralgias, neuritis y lumbociáticas.

Asimismo, tiene acción relajante y sedante para aliviar tensiones mentales y musculares, y es también muy apropiado para tratar patologías respiratorias como asma o bronquitis, entre otras. La vías respiratorias se dilatan por efecto de los gases inhalados por lo que se produce una oxigenación y humidifación importante.

Por otro lado, se estimula la circulación de la sangre por la vasodilatación que se produce principalmente en las extremidades y la piel también se beneficia de los efectos del vaporarium pues consigue tratar problemas como puede ser una psoriasis, acné juvenil o algunos tipos de eccemas. Evita la sequedad cutánea y se eliminan toxinas a través de los poros de la piel que se dilatan y facilitan esta limpieza. La piel luce más tersa, hidratada y suave, se deshace de impurezas.

Finalmente, con la realización de ejercicios respiratorios dentro de este habitáculo es posible mejorar la musculatura ya que se aprovecha mucho más el oxígeno del organismo y la ventilación también es mejor. Del mismo modo, este espacio es adecuado para poder hacer dentro algún ejercicio de gimnasia que pueda prescribir el médico del balneario, pues esa humedad que hay en el ambiente mejora mucho la elasticidad del cuerpo del paciente.

Foto: Termas Pallarés

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *