Aguas magnésicas

Aguas magnésicas

Las aguas magnésicas son aquellas aguas mineromedicinales con alto contenido en magenesio. Presentan propiedades purgantes y facilitan el tránsito digestivo, además de favorecer las funciones de los riñones. Son, también, vasodilatadoras.

Estas aguas magnésicas se recomiendan para tratar afecciones hepáticas, renales y digestivas, para tratar y prevenir la aparición de arterioesclerosis y enfermedades cardiovasculares. Tienen más de 50 gramos de magnesio por litro. Ayudan a mineralizar los dientes y los huesos, son diuréticas y también se utilizan en procesos para aliviar el estrés y la ansiedad o para aquellas personas con tono muscular bajo, ya que al fijar el calcio en los huesos hace que los músculos funcionen mejor y se equilibra el sistema nervioso. Es aconsejable que personas con bajos niveles de magnesio debido a una dieta no equilibrada ingieran o se traten con aguas magnésicas, pues a continuación veremos todos los beneficios que este mineral aporta al organismo.

Los beneficios de las aguas magnésicas

El magnesio que tienen las aguas magnésticas posee un montón de beneficios para el cuerpo, por lo que hacer tratamientos con estas aguas hará que nos sintamos mucho mejor por dentro y también por fuera.

Tienen efecto anti estrés, puesto que el magnesio tranquiliza de manera natural; además, sus niveles tienen influencia directa en la producción de la hormona que nos levanta el ánimo, la serotonina, por lo que una dieta pobre en este mineral hará que nos encontremos más bajos de ánimo y de fuerza.

Por otro lado, son aguas que contribuyen a que los riñones funcionen adecuadamente y también facilitan el equilibrio hormonal, por lo que ayudan a paliar y evitar los dolores menstruales en las mujeres.

Debido a su efecto laxante y depurador, las toxinas del intestino se eliminan, se controlan los ácidos estomacales y se cuida la flora intestinal, por lo que el sistema digestivo funciona mucho mejor si hacemos uso de este tipo de aguas. El corazón también se beneficia del magnesio, pues previene las arritmias. Por otro lado, tu tensión arterial se verá controlada si mantienes unos correctos niveles de magnesio en el organismo.

Si acudes al balneario con intención de relajarte y aliviar tensiones musculares, estas aguas te van a a ayudar a ello, pues el magnesio favorece que los músculos se relajen, se evitan los calambres y la sensación de rigidez, cansancio y también se alivian las contracturas. Y si quieres recuperar el sueño perdido, nada como añadir magnesio a tu tratamiento, pues su carencia influye en la hormona de la regulación del sueño.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *