Aguas oligometálicas

Aguas oligometálicas

Las aguas oligometálicas poseen una baja concentración de minerales pero otros componentes con un elevado valor terapéutico. Tienen, sobre todo, efecto diurético, favorecen la eliminación de residuos, ayudan a que el riñón filtre adecuadamente y regulan los niveles de agua en el cuerpo humano; por este motivo, son apropiadas para tratar problemas renales y de retención de líquidos, entre otros.

La mineralización débil de las aguas oligometálicas significa que está por debajo de 1gr/litro, generalmente entre 50 y 500 mg/litro. Su administración en los balnearios puede ser por vía tópica o vía oral.

Este tipo de aguas ayudan a eliminar algunos cálculos renales y arenillas que posea el organismo, aunque sólo deben aplicarse, en este caso, bajo prescripción médica ya que si, por ejemplo, la piedra es redonda sí que puede hacer uso de estas aguas para intentar expulsarla, sin embargo, si se trata de una piedra con ciertos picos no deberán tomarse estas aguas de balneario porque cuando salga puede desgarrar tejidos y causar más dolor.

Los efectos terapéuticos de las aguas oligometálicas

De este modo, las aguas oligométicas se prescriben para realizar tratamientos relacionados con el riñón, ya que son grandes depuradoras del organismo. El médico especialista del centro termal deberá establecer qué cantidad de agua ingiere el paciente o de qué forma hace uso de la misma, según sus necesidades particulares y lo que anteriormente haya indicado su médico particular en caso de, por ejemplo, tener piedras en el riñón u otra afección que esté siendo tratada antes de visitar el balneario en cuestión.

Las aguas de mineralización débil como estas son apropiadas para personas que desean realizar tratamientos que contribuyan a la eliminación de cálculos, para aquellas que padezcan de retención de líquidos o hipertensión arterial, y son buenas para ancianos y bebés. Sus propiedades diuréticas y de eliminación de residuos consiguen que sean aguas muy buenas para que el organismo deseche todo lo que no precisa tener y se renueve por dentro.

Las personas mayores, debido a su edad, tienen alterado el funcionamiento renal y gracias a estas aguas pueden eliminar sustancias y conseguir un mejor trabajo de esta parte del cuerpo. Por su parte, los bebés no tienen todavía del todo desarrollada su acción de filtrado de los riñones, por eso, estas aguas consiguen que no se concentre la orina en su organismo y todo lo que todo ello puede conllevar para la salud de los más pequeños.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *